Home » » Como Ayudar a un Niño con Discapacidad Lectora

Como Ayudar a un Niño con Discapacidad Lectora


1. Intervenir temprano. La discapacidad de lectura se considera como la discapacidad del aprendizaje más comúnentre los alumnos ya que a menudo no son diagnosticados o tratados hasta que es demasiado tarde para una fácil recuperación. Un niño con una discapacidad de lectura que no se identifica hasta el tercer grado o más tarde ya está años detrás de sus compañeros de clase. Se trata de una brecha que debe ser cerrada para que el niño se ponga al día con sus compañeros. La mejor intervención es en el preescolar o al comienzo del primer grado de escuela primaria.

2. Enseñar fonética. A través de la fonética, los niños aprenden a asociar sonidos y formar conexiones al reconocimiento y decodificación de palabras para adquirir las habilidades necesarias para la lectura. Las investigaciones demuestran claramente que el rendimiento de la conciencia hacia el fonema es un importante predictor de la lectura a largo plazo y el éxito para la ortografía. De hecho, según la Asociación Internacional de Lectura, las habilidades de conciencia fonológica en el jardín de infantes y primer grado de primaria parece ser el predictor más importante de la adquisición de la lectura exitosa.

3. Enseñar ortografía. La ortografía y la lectura se basan en las mismas representaciones mentales de una palabra. La correlación entre la ortografía y la comprensión de la lectura es alta porque ambos dependen de la competencia con el lenguaje. El estudiante más profundo y metódico sabe que una palabra, es más probable reconocerla al leer, deletrear, escribir y utilizar de manera apropiada en el habla y la escritura.

4. Enseñar a escribir. Empiece a enseñar a escribir en el preescolar o jardín de niños. Aprender a escribir engancha el cerebro en la repetición y la memoria de cómo las letras y los sonidos reflejan sentido, aborda numerosas habilidades de lectura y cognitivas, y ayuda a activar la lectura y zonas de ortografía del cerebro.


5. Enseñe la escritura a mano. La tecnología es una herramienta de escritura divertida para los niños, pero no se involucra el cerebro con la lectura temprana de  manera útil como aprender a mover el lápiz a través de la página al usar letras como imágenes de sonido. Estudios de exploración del cerebro muestran que las primeras lecciones de formación ayudan a activar y coordinar las conexiones de lectura en el cerebro.


6. Repetición, repetición, repetición. El cerebro de un niño se alimenta de la repetición para  hacer la lectura automática y fluida. Use la repetición en los primeros grados de la lectura en voz alta, para la rima, para hacer coincidir las letras con sonidos, para escribir las letras del alfabeto, la ortografía, para pronunciar palabras, para la lectura automática de las palabras a la vista, para la construcción de significados en la impresión. Los niños se desarrollan en él. ¡Así que sea divertido!

7. No haga renunciar a su hijo. Mantenga las expectativas de su hijo o alumno de su lectura en futuro . Debemos a nuestros hijos o alumnos  mostrar nuestro apoyo, darles todos los recursos posibles para ayudarlos y darles las habilidades necesarias para el aprendizaje y la comunicación a lo largo de su educación y sus vidas.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada